El pasado martes 11 de julio tuvimos el placer de contar con María José García en La buena tarde Rpa, para un coloquio en que nos explicó algunos detalles de su estilo de vida, muy enfocado al trabajo corporal y mental que se requiere para poder preparar un campeonato de Bikini Fitness.

Podéis escuchar el audio en mi página Colaboraciones, aun así me gustaría compartir aquellos aspectos que llamaron mi atención durante este coloquio y en la entrevista previa que mantuve con ella, además de algunas reflexiones personales.

El mundo de la competición es difícil en cualquier ámbito, en tanto en cuanto representa un desafío para la persona a todos los niveles, y una prueba que debe superar intentando mantener ese espacio de paz mental para no eclipsarse con los triunfos ni derrumbarse cuando los resultados decepcionan. En el caso del fisicoculturismo, algunas creencias populares abogan por acudir a los campeonatos con poca preparación, como si de un pase de modelos se tratase, simplemente cuando la persona anatómicamente posee ciertos atributos que se pueden catalogar como adecuados para este tipo de competiciones.

Pero el trabajo de base es otro; estas pruebas requieren un grado de implicación personal muy exigente: no solo se trata de entrenar con mucha dedicación, sino de respetar un plan nutricional muy exacto para poder optar a unos resultados concretos que el jurado valorará como positivos y que requieren una completa inmersión en hábitos diarios rigurosos. Estas fases de preparación deben ser cuidadosamente diseñadas para poder conseguir los objetivos propuestos y se basan en un conocimiento exhaustivo de cómo responde el cuerpo ante determinados estímulos.

Como en todos los deportes donde la composición corporal determina el resultado, me parece un auténtico trabajo de investigación, de conocer cómo nuestro cuerpo se desenvuelve y reacciona, y que en parte están sujetos al factor sorpresa, por eso en última instancia es difícil asegurar nada con rotundidad.

Autoconocimiento, concentración, disciplina, confianza, perseverancia y mucha energía son los ingredientes de trabajo mental que van a determinar el éxito de esta receta. Todo un reto para las almas inquietas 😉

Si a todo esto le sumamos que es una mujer quien compite, parece ser que hay mucho más que demostrar, como si algunas prácticas físicas estuvieran reservadas al ámbito masculino exclusivamente. Con suerte, cada vez asistimos a una mayor valoración de las mujeres en el sector deportivo, y con esa buena noticia decido quedarme.

Gracias por compartir tu experiencia, enhorabuena por todos tus triunfos de esta temporada y buen trabajo, María José 🙂

 

María José

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s