Hoy he leído en algún sitio que “una buena siembra no garantiza una buena cosecha”.

 

Sí y no. Depende de lo que esperes cosechar.

Si piensas solo en los frutos que darán tus plantas, la frase está acertada, porque una mala climatología (por ejemplo), puede echarlos a perder.

Pero, ¿y si tienes en cuenta lo que te aporta esa especie de “fracaso”?; las habilidades que desarrollas para afrontarlo, como la aceptación, paciencia, gestión del estrés y la frustración, etc…

¿Dónde vas a poner tu atención? ¿En el resultado final o en el trayecto recorrido?

Quizás tu gran cosecha, como tú la esperas recibir, no sea la de este año, quizás tengas que esperar alguna temporada más. Pero, mientras tanto, aprende

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s